Desde la CTA provincia de Buenos Aires repudiamos enérgicamente el uso de la fuerza pública contra los despedidos de Pepsico que reclamaban en defensa de sus fuentes laborales.

Una vez más el gobierno nacional y provincial vuelven a hacer uso de las fuerzas de seguridad como respuesta a los acuciantes problemas de los trabajadores, que son consecuencia de todas la políticas implementadas desde el 10 de diciembre de 2015 a esta parte por la fuerza gobernante.

Como lo expresara nuestro compañero Secretario General de CTA Nacional, Hugo Yasky: apañan a los empresarios que despiden, reprimen a aquellos que defienden su trabajo, este gobierno de ricos es solo para los ricos.

En tanto, el Secretario General de CTA Provincia de Buenos Aires, Roberto Baradel, en declaraciones a Radio 10, expresó “repudiar de todas las maneras posibles” a la represión en Pepsico responsabilizando a la empresa y al gobierno por no proteger a los trabajadores.

“Para esta gente el derecho de propiedad está por encima del derecho a la vida”, esgrimió y agregó que la voluntad del trabajador es tratar de “llevar el plato de comida a la mesa”.

“Este gobierno desprecia a los trabajadores, nos tratan como delincuentes”, disparó y agregó que el próximo paso es imponer normas de flexibilización laboral.


RESOLUCIÓN DEL PODER JUDICIAL QUE EXIGE LA REINCORPORACIÓN DE LOS TRABAJADORES

PDF - 115 KB
Resolución

Juntar