En un acto más de represión a los trabajadores, y también a los medios que cubren las protestas, el gobierno de la ciudad alineado con la política nacional, profundizan una degradación del sistema democrático, sumando la censura a través del cierre de medios, el hostigamiento, la persecución a los periodistas más renombrados, que pudieran tener un sesgo crítico, el ahogo financiero cortando las pautas publicitarias, ahora directamente pasan a la represión de los periodistas que registran en imágenes la represión a los trabajadores.

Este parece ser el fondo del maquillaje democrático y dialoguista que encubre este proyecto de ajuste, violencia y represión . La CTA de la provincia de Buenos Aires repudia enérgicamente la brutal represión y se solidariza con los trabajadores de Madygraf y los periodistas agredidos.

JPEG - 64.7 KB